Mangueras jardinería

Mangueras jardinería

La manguera de jardín sigue siendo un accesorio muy utilizado para regar las plantas y el huerto.

Prácticamente no hay jardín donde no sea necesaria una manguera de riego, aunque exista una instalación de riego automático.

Las mangueras de agua siempre vienen bien para regar, para limpiar o simplemente para refrescar.

Si necesitas comprar una manguera para tu jardín, mira a ver si te gusta alguno de los modelos que tenemos con precios excelentes.

2 productos
   

Tipos de mangueras de jardín.

A las mangueras de riego de toda la vida se han ido sumando otros tipos de mangueras más cómodas de manejar y que ocupan menos espacio.

Ahora la oferta de mangueras es muy amplia y podemos comprar mangueras de jardín en diferentes formatos.

Manguera de riego clásica

Es la manguera de agua convencional, la de toda la vida.

Estas mangueras son resistentes y duraderas, sólo tienen el inconveniente de que hay que recogerlas y enrollarlas de forma manual para que no ocupen espacio.

Mangueras extensibles

Este tipo de manguera es muy práctico y cómodo.

La manguera ocupa poquísimo espacio y se extiende automáticamente cuando se llena de agua.

Cuando hemos terminado de usarla simplemente se corta el agua y la manguera se encoge de forma por sí misma.

La principal ventaja de este tipo de manguera es que son muy ligeras y ocupan muy poco espacio. Lógicamente, no tienen las prestaciones y resistencia que las mangueras clásicas.

Manguera enrollables

Otro tipo de manguera para regar que se ha puesto muy de moda.

Son mangueras en forma de muelle o espiral, se estiran cuando se están usando hasta su longitud total y una vez que dejamos de usarla se repliega sobre sí misma adoptando nuevamente la forma espiral de muelle.

Ocupan muy poco espacio y se recogen automáticamente.

Accesorios para mangueras

Para poder hacer uso de nuestra manguera de riego, necesitamos una serie de accesorios como acoples, adaptadores, conexiones, etc.

Las conexiones para manguera es algo a tener en cuenta, ya que se debe acoplar correctamente a la toma de agua que vayamos a utilizar.

Si no coincide, tendremos que hacer uso de adaptadores para mangueras que reducen, incrementan o modifican la conexión para que se acople al grifo o toma de agua.