Setos secos y marrones, ¿Qué se puede hacer?

Supone un verdadero disgusto observar como nuestro seto se está poniendo marrón, tal vez el seto perimetral de nuestra casa que con tanto cariño plantamos como método de ocultación y divisorio.

Lo peor de un seto que se está secando es que, si ya está crecido, cuesta mucho extraerlo del suelo con sus raíces para volver a plantar un seto nuevo.

Pero la buena noticia es que el amarronamiento y desecamiento de setos y coníferas es un problema que suele tener solución si se empieza a tratar a tiempo.

Continúa leyendo para saber cuáles son las causas y el tratamiento para los setos enfermos.


Lo primero, no riegues de más para curar el seto

A lo largo de mi trayectoria profesional he observado infinidad de veces cómo los propietarios de setos (y muchos jardineros también), intentan curar sus setos enfermos incrementando el aporte de agua.

Y es que tendemos a pensar que, el amarronamiento y desecamiento de los setos de coníferas (esto es válido para cualquier otra planta), siempre se produce por una falta de agua.

Pero son muchas las causas que pueden provocar este desecamiento y, en el caso de los setos, un exceso de agua no solo no les beneficiará, sino que será totalmente contraproducente.

Los setos de coníferas no requieren de grandes aportes de agua, incluso en zonas como Madrid pueden sobrevivir prácticamente con los aportes de las lluvias anuales.

Si bien regar los setos de forma moderada les irá bien y crecerán más deprisa y vigorosos, un exceso de agua perjudica seriamente su salud.

Esto es así porque en muchos casos, las enfermedades de los setos están causadas por enfermedades fúngicas, hongos que aparecen con el exceso de riego y humedad del suelo.

Además, un exceso de agua en el suelo, sobre todo en suelos de escasa calidad, causará un problema de falta de aireación y oxígeno en las raíces.

Setos enfermos por hongos

Setos enfermos por hongos

Como he dicho, el exceso de riego y el encharcamiento son el caldo de cultivo propicio para la aparición de varias enfermedades fúngicas que afectan a los setos, aunque también pueden infectarse de hongos por otras causas,

Los hongos son oportunistas, se aprovechan de las condiciones de cultivo inapropiadas y se extienden por toda la planta, contagiando a las plantas vecinas de forma rápida si no se les controla o elimina.

Setos enfermos por hongo Phitoptora

El hongo pihoptora es la enfermedad más común de los setos y coníferas.

Aparece sobe todo en setos de thujas, cipreses y leylandi, aunque puede afectar a otras coníferas a prácticamente todas las coníferas.

El inicio de la enfermedad observable se presenta en las hojas, aunque infecta toda la planta hasta las raíces provocando su pudrición.

Los daños de este hongo se producen desde dentro hacía fuera de las ramas y follaje, hay que prestar atención al interior de la planta, que será donde se observen los primeros desecamientos.

Este hongo casi siempre está presente de forma natural en el suelo, esperando las condiciones ideales para atacar e invadir la planta.

El encharcamiento y el exceso de agua es el principal caldo de cultivo para que este hongo latente se manifieste.

Estos setos deben ser tratados con fungicidas para setos y coníferas lo antes posible.

Aunque las partes afectadas no se recuperarán si no se trata el seto a los primeros síntomas, si conseguiremos detener la enfermedad y su avance, y evitaremos que se contagien las partes sanas y plantas vecinas.

Conviene recordar que este hongo puede contagiar a numerosas plantas de nuestro jardín, aunque no sean coníferas, y también se traslada al césped con mucha facilidad.

Setos secos por hongo Seiridium

El seiridium también es una de las enfermedades de los setos y coníferas.

Este hongo invade la planta a través de heridas de su tronco y ramas que pueden producirse de forma natural, por insectos, cortes de poda, etc.

La herida por donde penetra el hongo y comienza a multiplicarse el hongo derivará en un chancro, característico por acumulación de resina que la planta produce para intentar protegerse.

Estas heridas se aprecian de un tono rojizo. De hecho, si se raspan las heridas observaremos tejido parduzco o rojizo en lugar de verde.

Inevitablemente, toda la parte de la rama que quede por encima de esta herida se seca y ofrece un color ligeramente rojizo.

Como en todas las enfermedades fúngicas, lo mejor es aplicar productos fungicidas, a ser posible de formulación específica para las enfermedades de los setos y coníferas.


tratamiento para curar setos

Desecamiento y amarronamiento de los setos por falta de Magnesio

Otra causa muy frecuente cuando se secan los setos de coníferas es la falta de magnesio.

El síntoma característico de la falta de magnesio en setos es el desecamiento que empieza por las puntas de las hojas, es decir, se manifiesta desde fuera hacía dentro de la planta.

Esto no es ninguna enfermedad, sino simplemente una carencia nutricional que se resuelve de forma eficaz y rápida aportando un abono específico para setos y coníferas.

Hay que tener en cuenta que de uno o varios nutrientes esenciales para las plantas provocará su debilitamiento, y aquí vuelven a aparecer nuevamente los hongos oportunistas.


Cómo prevenir las enfermedades de los setos

No regar en exceso, los setos requieren el aporte de agua justa y necesaria, el exceso de agua es el caldo de cultivo ideal para la aparición de los hongos.

Abonar los setos periodicamente, los setos también necesitan de su dosis de nutrientes.

Los abonos para setos vigorizaran el seto y lo harán más resistentes a las plagas y enfermedades.

Aplica fungicidas especiales para setos de forma preventiva, si ya ha aparecido la enfermedad estos fungicidas pararán la enfermedad y evitarán que se contagien las plantas vecinas.

Puedes eliminar los chancros infectados con una herramienta bien afilada yi después aplicar sobre la herida un producto cicatrizante.

Hay que mantener las herramientas de poda bien afiladas para evitar cortes con desgarros por donde pueden penetrar los hongos.

Saca del jardín todas las ramas y restos contaminados que hayas podado.

Cómo curar los setos secos y el amarronamiento de las coníferas

Cuando un seto comienza a amarronarse o ya se aprecia un desecamiento foliar, lo mejor es actuar por todos los frentes, sobre todo si no se tiene muy claro la causa que está originando el problema.

Es normal que para alguien que no sea un experto en fitopatología resulte muy difícil identificar el tipo de hongo o la carencia nutricional que está afectando a su seto.

En nuestra empresa paralela de jardinería profesional, TECNIHABITAT, este el el tratamiento que realizamos de forma general para tratar las enfermedades y desecaciones de los setos y coníferas:

2 veces al año realizamos una aportación de abono para coníferas, 1 en primavera y otra en otoño.

En primavera, hacemos un tratamiento fitosanitario con fungicida específico, separando 21 días cada tratamiento. Volvemos a hacer otro tratamiento con este fungicida en otoño.

Los aminoácidos, pulverizados por vía foliar, es muy eficaz para producir nuevos brotes y vigorizar el seto, este tratamiento lo hacemos 2 veces en primavera y 2 en verano separados.

Un producto que también funciona muy bien es al antiamarronamiento de las coníferas de Fertiberia.

Esta secuencia y combinación de tratamientos es lo que mejor resultados nos ofrece de manera general para, si no curar, si detener las enfermedades y evitar que se contagien a plantaciones vecinas.

Aunque puede resultar algo engorroso, lo que es casi seguro en los setos y coníferas es que el desecamiento y el amarronamiento no se dentendrá a no ser que se traten.

Otras consideraciones sobre el cultivo de los setos:

Cuando plantamos un seto estamos obligando a las plantas a crecer muy juntas, con un marco de plantación muy reducido, porque queremos conseguir un seto tupido y denso.

Esto provoca falta de aireación y de luz, además de una competencia extrema por obtener del suelo el agua y los nutrientes que los setos necesitan,

Para intentar paliar estas circunstancias adversas, es muy importante que el suelo de cultivo de los setos tengan siempre disponibles los nutrientes necesarios, mediante la aportación de abono mineral o de materia orgánica de forma regular.

Así mismo, los tratamientos preventivos con fungicidas e insecticidas serán muy favorables para prevenir la aparición de las plagas, hongos y enfermedades en nuestros setos.

Vídeo sobre el amarronamiento de las coníferas de Compo

¿Tienes alguna duda más sobre qué le pasa a tus setos y cómo tratarlos?

Recuerda que estamos a tu disposición para si necesitas más información o si necesitas que te recomendemos algún producto para curar los setos y coníferas.

Pueden enviarnos unas fotos a través de Whatsapp o por correo electrónico e intentaré ver mejor qué le pasa a tus plantas.

José Julián Díaz Carmena


2 comentarios para "Setos secos y marrones, ¿Qué se puede hacer?"

#15148 Adriana
Me gustaría mandarle foto de mi pino para ver si le parece que tiene solución Gracias
#15149 José Julián
Sin problema Adriana, si quieres me las envías por WhatsApp.al 681292560. Intentaré ayudarte. Saludos


Deja un Comentario

Tu email no será publicado