Bioestimulantes para plantas

Los bioestimulantes son productos con formulaciones especiales que mejoran la fisiología de las plantas y cultivos, favoreciendo su crecimiento general, o potenciando determinadas fases de su desarrollo.

También son productos muy recomendables para revitalizar y recuperar plantas deterioradas o que han pasado por situaciones de estrés.


Vitaminas para las plantas

Los bioestimulantes son algo así como vitaminas para plantas, aunque actúan de forma diferente a los abonos y fertilizantes convencionales, son un complemento ideal y, en asociación con éstos, proporcionan excelentes beneficios a las plantas.

Su uso es muy diverso, desde potenciar el desarrollo radicular de las plantas, estimular el crecimiento vegetativo, inducir a una mejor y mayor floración, mejorar la resistencia de las plantas y protegerlas ante diferentes adversidades climáticas como heladas, sequías, etc., hasta influir en el aumento de rendimiento de los cultivos.

Los bioestimulantes aportan a las plantas los siguientes beneficios.

  • Facilita la absorción y la asimilación de los nutrientes disponibles en el suelo de cultivo.
  • Favorece el desarrollo de las raízes.
  • Proporciona resistencia a las plantas para superar situaciones de estrés y las condiciones ambientales adversas.
  • Estimula el crecimiento equilibrado de las plantas.
  • Favorece la cantidad y calidad de las flores.
  • Recupera a las plantas de las plagas y enfermedades.
  • Estimulan la actividad biológica del suelo y sus propiedades físicas y químicas.

Como vemos, los bioestimulantes son una verdadera inyección de energía con efecto revitalizante para todo tipo de plantas y cultivos.

Tipos de bioestimulantes para plantas

Los bioestimulantes más utilizados y eficaces son de origen natural, entre los que cabe destacar los extractos de algas, los aminoácidos y los ácidos húmicos y fúlvicos.

También podemos encontrar abonos y fertilizantes que incorporan alguno o varios de estos estimulantes, y ye hemos dicho que esta combinación proporciona enormes beneficios a las plantas y los cultivos.

Estimulantes del enraizamiento

Son productos que contienen una combinación de nutrientes o sustancias, de origen orgánico o mineral, que favorecen el desarrollo del sistema radicular de las plantas.

Los aminoácidos y los extractos de alga son algunos de los elementos más usados para esta función.

Suelen completarse estos abonos con una cantidad adecuada de materia orgánica, nutrientes minerales o una combinación de ambos.

Bioestimulantes para plantas en crecimiento:

De nuevo, los aminoácidos y extractos naturales juegan un papel muy importante para estimular esta fase del desarrollo.

También es válido es uso de abonos complejos con una proporción adecuada de nutrientes. Casi todos los bioestimulantes para plantas favorecen de una forma u otra el crecimiento de la planta.

Estimulantes de la floración:

Son productos con una formulación compuesta por nutrientes o sustancias que favorecen es estadio de floración de las plantas. Intensifican la floración y el color y belleza de las flores.

Pueden encontrarse estos preparados en forma sólida o líquida y de composición natural o química.

El empleo de estos estimuladores está indicado cuando queremos potenciar la floración, o cuando no conseguimos una floración adecuada de nuestras plantas o cultivos.

Estimulantes para el cuajado de frutos

Es desesperante cuando, después de la floración, observamos en nuestros frutales o huerto que las flores se han caído sin que los frutos hayan llegado a cuajar.

Dentro de los bioestimulantes para plantas, podemos encontrar productos que favorecen el proceso de cuajado de los frutos y tubérculos.

Aminoácidos, extractos naturales, materia orgánica, fósforo y calcio son algunos de los elementos que contienen estos productos.

El uso de estos productos está recomendado para cuando tenemos es problema, o bien cuando queremos asegurarnos y favorecer el cuaje de los frutos.

Estimulantes para la maduración y engorde de frutos

También desesperante es contemplar cómo los frutos de nuestros frutales o huerto no llegan a madurar correctamente, caen al suelo antes de tiempo, su tamaño y calidad es reducida o se deforman, se rajan o se pudren.

Para intentar solucionar este problema también hay productos que ayudan a los cultivos en esta fase de desarrollo, favoreciendo una adecuada maduración, tamaño y calidad de los frutos.

El potasio es uno de los nutrientes que interviene de forma significativa en este proceso.


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado